Anke Blaue

Nacida en 1967, vive actualmente en Holt, norte de Alemania, y trabaja como pintora (www.ankeblaue.com) y facilitadora de The Work


A mí siempre me ha interesado lo espiritual. Meditación zen, los místicos cristianos, Advaita Vedanata, la nueva espiritualidad como Neale Donald Walsch o Eckhart Tolle. Me inspiraba lo que decían y busqué la manera cómo conseguir esa libertad de la cual ellos hablan. The Work me mostró ese camino. Me mostró que libertad no se halla en el aislamiento sino en medio de la vida. Descubrí que esa libertad que estaba buscando estaba en mí, y que esta libertad está en cada uno de nosotros.

Ahora veo cada pensamiento estresante como una puerta hacia la paz. Ya no intento luchar contra mi mente confusa, al contrario. Mis pensamientos no pacíficos son el material para conseguir mi libertad. En el budismo se dice que la flor de loto crece en el lodo. El lodo (mis pensamientos estresantes) son el fertilizante para mis más profundas autorealizaciones. Sin pensamientos estresantes la flor de loto no puede crecer. La libertad no puede ser experimentada. He descubierto que libertad no quiere decir no tener pensamientos negativos, sino saber cómo usarlos como un camino hacia esa libertad.

Mis principales temas con los que hago The Work son mis hijos, mi marido, la pintura, la muerte y la pérdida. Mi marido y mis hijos son importantes maestros. Ellos me muestran diariamente donde no soy libre. A través de The Work descubro un nuevo marido el cual me muestra su amor de una manera completamente diferente de la que me imaginaba. Y veo, por ejemplo, cómo trato a mis hijos cuando estoy ocupada con sus asuntos, que me preocupan y veo, con The Work, que no está en mis manos lo que pase en sus vidas. Ellos tienen su camino y éste es siempre el 'correcto'. Algo similar experimento con la pintura. También los cuadros se hacen solos, sin mi hacer, y ver esto es muy liberador.

Otro tema sobre el que también he hecho mucho The Work es la muerte, el morir, la enfermedad y la pérdida. Cuando tenía 28 años murió mi primer marido a la edad de 36 años, de una enfermedad incurable. Muchos años fue insoportable para mí pensar en él, ver fotografías suyas, especialmente aquellas en las que él sufría. No aguantaba la idea que él hubiera sufrido. A través de The Work he podido encontrar paz. Ahora veo una fotografía suya y veo otra expresión. En sus ojos hay paz cuando antes veía sufrimiento. Ya no siento tristeza, sino agradecimiento por que él haya estado y esté en mi vida. En mi corazón y en mi mente él ya no puede morir.

The Work deja en mí una profunda felicidad. Para expresar mi agradecimiento surge en mí el deseo de servir, dar y compartir. Dar a mis hijos, a mi marido, al mundo, a ti. Dar para que pueda ocurrir lo que quiera ocurrir a través de este aparente yo. Si puedo servirte con The Work para mí sería una gran alegría.

He hecho The Work sobre temas como hijos, ser madre, relación, creatividad/pintura, espiritualidad, muerte y pérdida, competitividad y muchos otros asuntos. Y, naturalmente, es posible hacer The Work sobre cualquier tema. Por esto te invito a 'traer' los tuyos.




Home        Anke Blaue        The Work        Sesiones Workshops        Contacto